MINISTERIO DE COMUNIÓN FRATERNAL

El Ministerio de Comunión Fraternal de nuestra Iglesia, tiene como objetivo fundamental: FOMENTAR EL AMOR FRATERNAL ENTRE LOS CREYENTES. Esto es lo que hacían los cristianos del primer siglo, obteniendo muy buenos resultados, y es lo que haremos nosotros. La Biblia dice: “y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones”  Hechos 2:42

“y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuando veis que aquel día se acerca”  Hebreos 10:24, 25

Perseverar en la comunión unos con otros, y estimularnos al amor unos a otros es lo que este ministerio trabajará con gran dedicación y entrega a su Señor. Para ello, han implementado los siguientes principios:

  1. Nuestras Visitas son muy importantes. Las recibimos y atendemos con amor desde su llegada son atendidos por nuestro grupo de recepción, los cuales los presentan con algunos hermanos y los apoyan en cualquier necesidad que tengan, les muestran nuestras instalaciones y los presentan a algún pastor para que les de la bienvenida, se les invita a pasara a nuestra cocina para compartir el alimento totalmente gratis en la primera ocasión que están con nosotros.
  2. El Amor Fraternal es nuestro objetivo. Fomentar el amor fraternal entre los miembros de la congregación es prioridad para el ministerio. esto se logra mediante el reconocimiento de cumpleaños, aniversarios, presentaciones de bebés, y otras ocasiones especiales, como bodas, XV años, jubilaciones, Graduaciones y otros eventos que sean de importancia para los miembros dela congregación y que soliciten apoyo del ministerio.
  3. Servir al prójimo es servir a Dios. Tomamos como modelo de servicio al Señor Jesucristo, plenamente convencidas de que cada persona que se acerca solicitando un servicio, es enviada por Cristo y que es Jesús mismo quien lo solicita.

 

El ministerio de comunión fraternal trabaja principalmente brindando servicio a la congregación. Aunque muchos ubican a las hermanas en la cocina, no es posible pensar que esta actividad cubra toda la función de su ministerio. Comunión Fraternal es un ministerio de apoyo, y esta presente en muchas de las actividades de nuestra Iglesia. Es el caso de las grandes celebraciones de la congregación, es decir, el aniversario de la Iglesia, la celebración de la resurrección de nuestro Señor Jesucristo, la celebración de la Navidad. En estas actividades, el ministerio se encarga del banquete, del ornato, de los distintivos, reconocimientos especiales, etc. En una labor muy discreta pero muy hermosa y efectiva.