MINISTERIO PASTORAL

INTRODUCCION:

El ministerio pastoral de la Iglesia Bautista Dios con Nosotros, esta convencido de que Dios quiere levantar a su Iglesia para usarla en la transformación de la ciudad de México. Es por ello que hacemos un compromiso de consagración total a Dios con el fin de ser útiles en la consecución de la misión que el Señor nos ha encomendado. Esta misión consiste en la salvación de la humanidad. No queremos ser un estorbo, por el contrario, queremos ser sensibles y dóciles a la voluntad de divina, queremos buscar la dirección del Espíritu Santo. Y una vez que la hayamos comprendido, ser obedientes y esforzarnos para realizar las tareas necesarias que nos llevaran a alcanzar el futuro glorioso que Dios tiene preparado para su Iglesia.

PRINCIPIOS:

El ministerio pastoral, desde el año 2010, estableció los principios que le sirven como base para el buen desarrollo de sus funciones. Estos principios son:

  1. Buscarla Sanidad de cada miembro, por medio del pastoreo, la consejería cristiana y el crecimiento espiritual.
  2. Buscar la Liberación por medio de la afirmación de la identidad cristiana, el descubrimiento y desarrollo de sus dones espirituales y el servicio a la comunidad como una manifestación del amor de Dios al mundo.
  • Buscar Hacer el Bien a todos, comenzando por los de la familia de la fe, y tratando de ser bendición a toda criatura por medio de la predicación del evangelio y la ayuda en las necesidades de nuestros semejantes.

Estos principios fueron tomados del libro de los Hechos de los Apóstoles 10:38. Por que, basados en experiencias anteriores, creemos que esto es lo que Dios quiere que hagamos en nuestra congregación.

FUNCION:

Entendemos que el ministerio pastoral consiste en procurar el crecimiento espiritual de cada miembro de la Iglesia, además de alcanzar para Cristo a todos aquellos que no le conocen. Para ello, vemos la necesidad de reclutar cada vez más hermanos que se unan con nosotros en esta tarea. Por lo que hacemos del conocimiento de todos ustedes que están abiertas las puertas del ministerio para todos aquellos que tengan un llamado de Dios para unirse en el cumplimiento de su misión.